m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Etiam posuere varius
magna, ut accumsan quam pretium
vel. Duis ornare

Latest News
Follow Us
IR ARRIBA

FormAustral

  • Save

10 consejos para enfrentar los celos Infantiles

No cabe duda que los celos son una emoción compleja, la cual abarca un rango bastante amplio de sentimientos que van desde el miedo hasta la ira y la culpa. En los niños, se trata de una respuesta emocional que se suscita cuando el menor  siente que una relación significativa es amenazada.

 

Y si bien la amenaza puede ser real o imaginaria, lo cierto es que los celos infantilesson una experiencia que resulta dolorosa y, en muchas ocasiones, nuestros pequeños no pueden sobrellevarlos solos. Es por ello que necesitan de nuestra ayuda. Si se aprenden a controlar, los celos pueden convertirse en una lección de vida que les ayudará a regular sus emociones, a conocerse a sí mismos y a valorarse.

 

Por lo mismo, muchos expertos consideran que, como muchas otras emociones, no deben ser reprimidos. Por el contrario, debemos entenderlos como una expresión emocional inevitable y, sobre todo, necesaria para la madurez emocional.

 

Principales tipos de celos infantiles

 

Todos los celos expresan inseguridad, miedo o un sentimiento de no ser suficiente. Sin embargo, existen diferentes causas que desencadenan esta respuesta emocional.

 

Entre los tipos de celos infantilesmás comunes podemos encontrar:

 

  • Celosentre hermanos

 

  • Celospor una nueva relación amorosa de los padres

 

  • Celosentre pares

 

  • Celosproducto de la envidia y la presión social (más común en adolescentes)

 

¿Cómo debemos tratar los celos infantiles?

 

Cuando nuestros hijos se muestran celosos, la reacción más común que tenemos como padres es mostrar rechazo. Nuestro primer impulso consiste en tratar de eliminar el sentimiento.

 

No obstante, no tiene ningún sentido tratar de reprimir la emoción. Esto solo provocará que nuestros hijos sientan desconfianza para expresarse libremente frente a nosotros. Si un pequeño se siente juzgado, su reacción natural será ocultar sus celos infantiles.

 

Por otro lado, el reprimir la emoción no hace que el niño deje de sentirse celoso. Al contrario, esto, a menudo, agrava sus sentimientos, ya que agrega un sentimiento de confusión al conflicto.

 

Entonces, ¿qué debemos hacer?

Antes que nada, es importante reconocer que los celos infantiles, como expresión emocional, no son ni buenos ni malos. Simplemente son.

Aun así, muchos padres se mortifican al reconocer que este tipo de emociones existen y son parte de la naturaleza humana. Temen que, al aceptarlos como tal, esto pueda ser considerado una forma de alentarlos.

Nada más alejado de la realidad. Y es que, aunque los celos infantilessean inevitables, no justifican, en ningún momento, un mal comportamiento.

A continuación, te presentamos diez consejos para enfrentar los celos infantiles.

 

Valida los sentimientos de tus hijos

No trates de minimizar el problema. Para ellos, lo que sienten es de enorme importancia. Muestra empatía y ponte en sus zapatos.

 

Reprende el mal comportamiento, no el sentimiento

Reconocer que los celos infantilesson normales, puede ayudar a nuestros hijos a soltarlos con mayor facilidad y seguir adelante. No obstante, existen límites que no pueden cruzar. Herir a los demás, física o emocionalmente, y algunos otros comportamientos inapropiados no deben ser tolerados.

 

En todo caso, debe quedar siempre claro que lo que se castiga no es el sentimiento, sino la mala conducta.

 

Enséñales a identificar lo que sienten

En ocasiones, los celospueden ser una señal de alerta de que algo realmente no está bien. Otra veces, se desencadenan por una amenaza irreal, consecuencia de una inseguridad personal. Aprender a identificar las causas hará más sencillo abordar el problema.

 

Enséñales a no actuar impulsivamente

Enséñales a mantener la calma y dominar sus impulsos. Los celos solo se vuelven un verdadero problema cuando dejamos que nos dominen.

 

No reacciones de forma exagerada

Cuando los niños comprenden que los celos son normales, sienten menor necesidad de expresar ese sentimiento con comportamientos negativos.

 

Ayúdales a analizar los hechos

Es importante enseñarles a reflexionar sobre lo que está detonando sus celos infantiles. Tal vez exista una amenaza real. O quizás sea una expresión inconsciente de algún otro problema.

 

Destaca sus virtudes y talentos

Los niños pasan de sentirse inseguros a sentirse infalibles en muy poco tiempo. Solo basta recordarles constantemente son queridos y señalar sus logros. Enséñales a sentirse seguros y a confiar en ellos mismos para evitar que los celostomen el control.

 

Fomenta la autenticidad y fortalece su autoestima

Nada fortalece más la autoestima que el sentirse único. Promueve la autenticidad en tus hijos, de manera que no sientan la necesidad de imitar o compararse con otros.

 

Evita las comparaciones

Recuerda que, en ocasiones, incluso una comparación positiva puede ser contraproducente.

 

Aprendan a reconocer que la incertidumbre es parte de la vida

Los celos se alimentan de la incertidumbre. Se trata de una forma de buscar seguridad cuando nos sentimos amenazados. No obstante, la incertidumbre es parte de la vida y tenemos que aprender a aceptarla.

 

Cómo lidiar con los celos infantiles entre hermanos

Como ya hemos mencionado, la rivalidad entre hermanos es algo de lo más común, en especial con la llegada de un nuevo bebé.

 

A continuación, algunas recomendaciones que nos ayudarán a evitar que los celos entre hermanosse salgan de control.

 

  • Explica a tus hijos que a cada uno le corresponde un período en el que recibirá más atención.

 

  • Hazles saber que los amas por igual

 

  • No dejes de prestarle atención a ninguno de tus hijos

 

  • Con la llegada de un nuevo hermano, mantén las rutinas. Es importante que tus hijos mayores no resientan la llegada del bebé. El mantener sus rutinas les brinda seguridad para afrontar los cambios y disminuir la ansiedad.

 

  • No hagas que todo gire alrededor del bebé.

 

  • Enséñales a participar y a interactuar con su nuevo hermano. De ser posible, otórgales una responsabilidad para que se involucren en el proceso.

 

  • Pon límites claros. Es muy probable que tus hijos intenten ponerte a prueba. Es importante para ellos saber que los límites aun existen, ya que esto les proporciona seguridad.

Leave a Reply

Share via